Por lo general tendemos a creer que sobre nuestra organización nosotros, de manera interna somos lo que más sabemos, y esto es cierto, y como tal,

Quién mejor que nosotros para encontrar solución a nuestros dolores?

Este es el primer error. Qué haces si te sientes mal, algo no funciona bien, pero…, vaaa quien va a saber mejor que yo qué me pasa? Pero sigues mal, necesitas acabar con esto, bueno voy a probar un poco de esto y un poco de aquello que la otra vez me sirvió,…. ufff me estoy poniendo peor, ahora me duelen más cosas, qué me pasa? Al final voy a tener que ir al médico?

Esto pasa, tendemos a infravalorar el problema y a sobrevalorarnos en nuestros conocimientos (te invito a que leas sobre efecto Dunning-Kruger) y las consecuencias de esto son las siguientes.

Toxicidad : efectos secundarios, reacciones adversas y en algún caso intoxicación, esto en caso de un medicamento.

En postcosecha tenemos un nuevo producto o no es nuevo, pero la situación es nueva, qué va a pasar? No pasará nada, van a ser unas horas, guárdalo junto a la manzana, unas horas después vamos y ….. todo el brócoli está amarillo, 20Tm de brócoli a la basura.

Falta de efectividad : porque se utilizan en situaciones no indicadas. Por ejemplo, la toma de antibióticos para tratar procesos víricos contra los cuales estos medicamentos no son efectivos.

En postcosecha, pasa lo mismo, tenemos un problema, creemos conocerlo a fondo y por tanto creemos saber solucionarlo y nosotros mismos tomamos la decisión de implantar una tecnología o un método sin saber si será o no efectiva, porque no podemos saber de todo y …. sorpresa, no vemos resultado pero nos está suponiendo un coste, un esfuerzo y frustraciones. Ejemplo real: al CEO le vendieron una tecnología para eliminación de patógenos en el aire (tecnología desfasada, sin fundamento científico y sin evidencias), el coste de la tecnología la mitad que la realmente efectiva (Ozonización), no se encuentran resultados, culpamos a todo el mundo, duplicamos el numero de equipos, actualizamos los equipos y ….. nada.

«Cuando parece un perro, ladra como un perro, y suena como un perro, seguramente, sea un perro»

Dependencia o adicción : igual que los medicamentos pueden causar estos efectos en postcosecha cuando hablamos de la tecnología anterior o de metodologías ágiles que nos van a solucionar el mundo, gurús que nos dicen lo que hacer, da igual, nos conllevan un coste y sacrificio, invertimos mucho tiempo y dinero y nos negamos a asumir que ha sido un despilfarro por lo que seguimos añadiendo dinero y esfuerzo, lo que hace que se convierta en un sumidero de dinero y una fuente de frustración, solo por no consultar a expertos y hacer una evaluación previa.

Enmascaramiento y retraso del diagnostico : tomamos cartas en el asunto, parcheamos, aplicamos soluciones según nuestro criterio y subjetividad y el problema no es el dinero y esfuerzo malgastado sino que el probema perdura y nos arriesgamos a que en el fuetura la solución sea más costosa o no haya solución. Ejemplo real: instalación de lavadoras de fruta, sin consultar a expertos el CEO decide reunirse con la empresa en cuestión de máquinas y sin conocimientos en fruta, ellos le recomiendan una específica a su producto, pero el CEO decide no tener en cuenta la recomendación y poner las que el cree, al principio no pasa nada, todo va bien, pero a largo plazo, destrozo de fruta, costes de adaptación que son más elevados que una máquina específica y sin los resultados de esta.

Resistencia a medicamentos : todos sabemos que si tomamos antibióticos desarrollamos resistencia,pues en postcosecha pasa lo mismo, sí, si nos aventuramos a contratar e implantar una tecnología, metodología o software y lo hacemos de manera interna sin consultar a profesionales, lo que pasará es que en el mejor de los casos la tecnología no desarrollará todo su potencial, y en el peor, será un estorbo empeorando aun más la situación, esto creará en la mente y en la cultura de la organización que la tecnología o la práctica en cuestión no sirven para nada siendo eso un error, lo que pasa que no estamos haciendo el uso adecuado de ella.

En definitiva, igual que no nos auto medicamos cuando tenemos un dolor y acudimos a expertos para que nos ayuden a curarnos de igual manera en el sector hortofrutícola hay que tener prudencia con la autorremediación y sabelotodismo.

La frase «Aquí siempre se ha hecho así» o «Tú qué vas a saber que yo no sepa» son los grilletes de las empresas conservadoras.

Abrir chat
Hola...¿En que podemos ayudarte?